Guillermo Coronado Aguilar

Abogado experto en Arbitraje y Derecho Internacional. Tuve la oportunidad de Dirigir la carrera de Derecho en el Tecnológico de Monterrey, así como impartir cátedra sobre Arbitraje Comercial y de Inversiones, Derecho de las Empresas y Derecho Internacional. Fundé mi propio despacho, soy miembro de las principales asociaciones de arbitrajes en México y el mundo.

Fui el primer latinoamericano en ser Co-Editor en Jefe de la prestigiada revista de Derecho Comercial Internacional y Arbitraje del “Vindobona Journal of International Commercial Law and Arbitration“, también fui coordinador regional para Latinoamérica del Grupo de Jóvenes Árbitros de la Corte de Arbitraje Internacional de Londres (YIAG), corresponsal del Global Sales Law Project comandado por la Prof. Ingeborg Schwenzer, en donde además participé activamente en la traducción de los comentarios del libro Schlectriem-Schwenzer sobre Compraventa Internacional de Mercaderías. Para más cosas en mi área profesional pueden darle click aquí.

Mi área principal de estudio y práctica es la resolución de controversias internacionales así como el estudio del Derecho Internacional, tanto el Público como el Privado, mi vocación son las clases por lo que imparto cátedra sobre Arbitraje y Derecho Internacional, me gusta ayudar a empresas a enfrentar los retos de la contratación internacional y asesorarle en las ventajas de la utilización de Medios Alternos.

A veces escribo en inglés y muchas de las veces en español. Aspiro a ser un flâneur. Pero no me deja mi pequeña hija.

Soy un amante de la fotografía de calle, me encanta la buena música, leer buenos libros de ensayo político y tomar un rico café por la mañana mientras escribo.

“The job of a scholar is to ignore insignificant affairs, to write books, not emails, and not to give lectures dancing on a stage; that he has other things to do, like read in bed in the morning, write at a desk in front of a window, take long walks (slowly), drink spressos (mornings), chamomile tea (afternoons), Lebanese wine (evenings), and Muscat wines (after dinner), take more long walks (slowly), argue with friends and family members (but never in the mornings), and read (again) in bed before sleeping, not keep rewriting one’s books and ideas for the benefit of strangers and members of the local chapter of Networking International who haven’t read it.”

Nassim Nicholas Taleb