Querida hija, eres luz sobre la vida

Decir que eres luz sobre la vida, es encontrar la esperanza en tu tierna paz de recién nacida. Esa paz, llena de esperanza, una luz, una gran luz sobre la vida, que es un tanto confusa y un tanto difícil de comprender. Pero con tu presencia todo se llena de tu nueva luz, de tu presencia, de tu calma en esta vorágine a la que llamamos existencia.

Tu nacer lleno de paz, se debe en mucho a que tu mamá y también tu papá se prepararon, desde escoger tu cuna, los colores de tu cuarto, pero atrás de nosotros estuvieron incontables personas ayudando a bienvenir y por qué no a bien-nacerte.

Parte de ello hay que agradecer a Magenta, que es un bastión del nacimiento respetado, y de una vuelta a lo más elemental y natural que existe en la vida, que es nacer con la menor intervención quirúrgica posible, siempre y cuando esto no ocasione algún tipo de riesgo, que como ellas lo dicen: “van por el bebé”. En Magenta siempre buscarán que exista calma ante el dolor que es el parir vida, pero que también es un celebrar la vida. El motor en Magenta son Leti, y todo su equipo de Dulas, que son tal cual un batallón de infantería natal, puestas y dispuestas para apoyar en todo lo previo, durante y después del nacimiento.

Por cosas del destino, tuvimos el gran tino de querer que nacieras en agua o por lo menos el atrevimiento, la opción aquí en Guadalajara nos la dio el hospital México-Americano. Fue en realidad un bálsamo para mamá y papá estar en la tina recibiendo el calor y la tranquilidad del agua. Para que después nuestro ginecólogo, –y digo nuestro por que también es mío–, Roberto Moreno quien fue esencial para ese parto respetado con el menor de los traumas y la mayor paz, quien con gran tino le dijo a tu mamá “al siguiente ya nace”. Tal cual, al siguiente esfuerzo saliste.

Y saliste, tan quieta y calladita, en un cuarto en luz tenue, estando los cinco: tú, mamá, papá, Roberto, y Rayo, –nuestra dula. Entre el agua, la luz tenue y la música de fondo, estuvimos ahí dándote la bienvenida a lo que es la vida. Espero que tengas una provechosa vida, esta es una de esas cartas para agradecerte a ti y a todos los involucrados.

Que a pesar de que hoy hablé de varios personajes de ese tú día, no hay que dejar de lado a tus abuelos y a tus tías y tíos, y tus primitos, quienes a la distancia y otros un poco más cerca estuvieron al pendiente de tí y de tu mamá. Todos deseando enhorabuenas, es increíble cuánta esperanza de la vida por la vida se encierran en cada buena suerte y un saludo a las dos.

Querida hija, eres luz sobre la vida, eres el reflejo de ese reflejo y amor de muchas personas, y no solo de tus padres, en ti existe mucha esperanza de vida, te lo escribo y ojalá que cuando aprendas a leer leas esta carta con la pieza para guitarra “Odlazak” de Miroslav Tadic, que es como nuestro primer vals que bailamos tu y yo a tu nacer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s